• Se calcula que cada segundo mueren 2.000 animales en el mundo. Aproximadamente 345 millones al día, a lo que hay que añadir unos 140 millones de toneladas de peces.
  • Vacas, cerdos, pollos, animales marinos y muchas otras especies capaces de sentir dolor, son exterminadas con la excusa de alimentarnos. Hoy en día, en casi cualquier parte del mundo existen alternativas de origen vegetal suficientes para cumplir con los requerimientos alimenticios de los seres humanos.
  • El año 2012, científicos liderados por Stephen Hawking firmaron lo que se conoce como la “Declaración de Cambridge”, un texto que reconoce la existencia de conciencia en los animales.
  • Se estima que cada vegetariano salva alrededor de 100 vidas cada año, mientras que una persona que se suma a los #LunesSinCarne salva 15 animales en 12 meses.
  • Estamos dejando a la fauna silvestre sin su ecosistema: gran porcentaje de las selvas tropicales del mundo han sido taladas para cultivar soya y otros cereales, que luego se utilizan como alimento para los animales destinados a consumo humano.
  • Por cada kilo de pescado, hay 2.5 kilos de “pesca incidental”: tortugas, delfines y muchas otras especies marinas que son cazadas y mueren como daño colateral.